Si hace unos días el récord en la tasa de vacancia correspondientes a las oficinas de lujo de la Región Metropolitana confirmaba las serias dificultades para recuperarse tras la pandemia, hoy las cifras correspondientes a la ocupación de estos inmuebles vienen a reforzar aún más esta idea.

Y es que de acuerdo a un reporte elaborado por Cushman & Wakefield Chile, al cuarto trimestre del 2021 la absorción neta de las oficinas Clase A en Santiago llegó a -15.988 m², «donde la superficie arrendada en el trimestre, 9.500 m², fue tres veces menor que la superficie liberada: 25.400 m²», según indicó la empresa. Y el resultado anual fue de -49.600 m². Es decir, durante el año pasado se registró la mayor superficie desocupada de la que se tenga registro en los últimos seis años en Chile.

De este modo, es posible observar que pese a la recuperación de gran parte de los sectores económicos, las oficinas premium siguen afectadas por la incertidumbre y la aparición de nuevas variantes. De hecho, desde hace algunas semanas las empresas han debido reajustar sus planes de regreso a las oficinas debido al aumento de contagios con ómicron, y han privilegiado la modalidad del trabajo a distancia.

En el caso de la comuna de Las Condes la absorción anual alcanzó los -43.278 m2. Y respecto de los submercados, El Golf lidera el índice negativo con una ocupación de un -33.060 m2, seguido por Apoquindo con un -7.773 m2, y Nueva Las Condes con -1.698 m2. Por su parte, Providencia reportó una absorción neta de -6.851 m2, Santiago Centro anotó una baja de -6.580 m2, y Vitacura de un -2.526 m2.

Es en este sentido que, según reporta la empresa, el precio de arriendo pedido por los dueños de las oficinas experimentó un descenso trimestral de un 3,12%, mientras que a nivel interanual se percibió una caída de un 7,49% de los valores, llegando a 0,53 UF/m².

«En algunos casos, como en los submercados de Santiago Centro y Providencia, hay disminuciones de manera intencionada para atraer demanda a ciertos submercados que sufrieron con el impacto del estallido social y la pandemia», señala el informe.

Sin embargo, desde Cushman & Wakefield miran el escenario futuro con cautela y sostienen que en marco del gran avance en los planes de vacunación, «ante eventuales nuevas restricciones de movilidad, el impacto en la economía nacional sería menor respecto a los efectos causados en 2020 y 2021″.

Felipe Riveros, Broker de oficinas de Cushman & Wakefield, comentó que independiente de las restricciones de movilidad «en estos dos años existe un aprendizaje a nivel global en términos de modalidades de trabajo, con una serie de opciones que las empresas pueden implementar para aumentar el índice de ocupación, como por ejemplo el sistema de turnos, presencialidad por jornadas, flexibilidad horaria y la generación de distintas actividades que atraigan a los colaboradores a la oficina, entre otros».

 

Mayor stock para 2022

De acuerdo a las proyecciones que hace C&W en cuanto al panorama de las oficinas para los próximos meses, sostienen que «es probable que la absorción tienda a aumentar y la vacancia a mantenerse estable, hasta que la incertidumbre se disipe». Lo anterior, debido a una mayor cantidad de unidades disponibles y las opciones de arriendo que estas entregan.

«Todos los proyectos han sido postergados para 2022 debido a la alta demanda de materiales, precios elevados y la incertidumbre que sacude al mercado nacional. Se espera que los edificios «Santa Maria Office» (6.614 m²) y «Nueva el Golf», entre otros, entren durante el primer trimestre del año», señalaron.

Y es en esta línea que Riveros indicó que «la absorción del alza en el valor de los materiales dependerá de la situación de mercado y de la estrategia de quien desarrolle», bajo la cual serán los mismos dueños de los inmuebles quienes deberán definir «en qué medida traspasar el alza de precio a los usuarios y/o reducir las utilidades esperadas».

Por su parte y de acuerdo a Gustavo Valenzuela, director de Brokerage de la firma, «la baja sostenida en la ocupación de oficinas y particularmente lo ocurrido en el último trimestre de 2021 nos permite contar hoy con un stock de 152.000 m² disponibles, incluidas superficies continuas de hasta 5.000 m²». Un escenario que, a su juicio, permitirá a las empresas abrirse a la posibilidad de reubicarse en «mejores sectores y optar a mayores estándares de construcción».

«También hay un porcentaje de estas oficinas disponibles, que incluyen mobiliario y se encuentran listas para operar lo que, debido a que no hay que amortizar la inversión en habilitación, debería favorecer los contratos de plazos relativamente más cortos, de 1 a 3 años versus 5 años y más».

Actualmente, los dos submercados con mayor disponibilidad son El Golf con 55.347 m² y Nueva Providencia con 26.455 m². Esta última es la única zona que desde el comienzo de la pandemia registra más arriendos de superficie que desocupación.

 

Fuente: https://www.df.cl/noticias/empresas/industria/oficinas-premium-de-la-rm-registran-la-ocupacion-mas-baja-de-los-ultimos/2022-01-20/130656.html