Tras mapear el sector y contabilizar que la cantidad de emprendimientos PropTech -aquellos que buscan transformar el rubro inmobiliario con tecnología- había crecido de 25 a 150 después de la pandemia, Carlo D’ Agostino, fundador de SCapital y director de la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech), decidió crear ProTech Chile, un gremio específico para el sector, en octubre pasado.

«Esta asociación gremial es para que emprendedores y corporativos seamos parte del cambio de paradigma de la industria inmobiliaria y sus sectores afines, con el propósito de mejorar la calidad de vida de las personas», señala D’ Agostino, presidente de PropTech Chile.

Con la asesoría de la consultora internacional EY, desarrollaron un plan estratégico que liderará el director ejecutivo de la asociación, Cristián Martínez, que consta de cuatro focos: desarrollo del ecosistema, desarrollo de negocios para los socios, educación y cambios regulatorios.

El primero, busca conectar a los emprendedores con la industria tradicional, para generar un flujo de inversiones y negocios que, por medio de la tecnología, pueda transformar el rubro inmobiliario.

«La pandemia aceleró una ola de tecnología disruptiva en la que Chile está atrasado. Tenemos a las empresas corporativas y, por otro lado, muchas startups. Buscamos crear un puente entre ambas, porque sabemos que hoy día la economía es colaborativa», dice Martínez.

Para avanzar en este objetivo, conformaron un directorio y un consejo asesor con representantes de toda la industria, como constructoras, inmobiliarias y startups.

En el área de desarrollo de negocios, señalan que hay muchas oportunidades. Según el gremio, las PropTech chilenas levantaron alrededor de US$ 150 millones durante 2021, y estiman que esa cifra se triplicará en 2022, liderada por startups como Houm, Andes STR y Capitalizarme, a quienes consideran potenciales unicornios nacionales.

Entre las acciones del pilar de educación, están implementando una política de alianzas para orientar al mundo corporativo en temas tecnológicos. Por ejemplo, con el MIT Center for Real Estate, EY y con el ESE Business School de la Universidad Los Andes.

Con estos tres crearán «un Datalab y una Academia PropTech con programas de formación y datos abiertos para permitir una mejor toma de decisiones a la hora de desarrollar nuevos negocios y adaptarse a los nuevos escenarios», comenta D´Agostino.

 

Cambios regulatorios

Martínez señala que uno de los retos de largo aliento es actualizar la regulación para las PropTech e introducir cambios relacionados con la transformación digital de los procesos normativos, como las notarías y los conservadores de bienes raíces.

«Tenemos un alza de precios de las viviendas que está alejando el sueño de la casa propia, y para que esto no se agudice tenemos que hacer más eficiente el proceso. Si es necesario, vamos a formular una Ley PropTech», dice D’Agostino.

Explica que hoy la regulación no permite que se utilice blockchain en los contratos ni el crowdfunding inmobiliario -comprar una propiedad entre varias personas-, lo que afecta a varios emprendimientos y que también sería clave digitalizar los estudios de título que se realizan cada vez que una propiedad cambia de dueño.

Martínez comenta que se están asesorando para ver qué iniciativas puntuales presentarán al gobierno.

Señala que el objetivo final es digitalizar «todo un proceso que descansa en un modelo físico, y así lograremos traducirlo en mejor competencia y menores costos de transacción», afirma Martínez.

 

Fuente: https://www.df.cl/noticias/df-lab/transformacion-digital/los-planes-del-nuevo-gremio-proptech-chile-para-crear-un-ecosistema/2022-03-15/112629.html