El modelo multifamily se ha instalado con fuerza en el país y todo indica que, en medio de la crisis habitacional y los obstáculos para comprar una vivienda, durante el 2023 este tipo de proyectos inmobiliarios continuará en la senda de crecimiento, y no solo en comunas céntricas como Santiago, San Miguel y Ñuñoa, sino que también en la zona oriente que cada vez se abre más a este tipo de vivienda.

A mediados de diciembre la compañía estadounidense Greystar Real Estate Partners adquirió un edificio multifamily en La Florida de la mano de Terrafirme, y hace poco cerró un negocio -con AndinaPrime como intermediario- por US$ 42, 5 millones con la Inmobiliaria Exxacon, vinculado a un proyecto en verde en Las Condes. Se trata del edificio CLAN, ubicado frente al Hospital de la Fuerza Aérea de Chile (FACH) y el Estadio Israelita, cercano a la futura estación de Metro de la Línea 7 que pasará por el Mall Alto Las Condes.

La iniciativa cuenta con los permisos medioambientales y de edificación aprobados, y EBCO Constructores inició su ejecución durante la semana pasada. Contempla 178 departamentos tipo estudio, de un dormitorio o estilo mariposa, y locales comerciales en la planta baja.

El foco está puesto en un público joven, estudiantes universitarios y profesionales solos o en pareja “que están dispuestos a pagar un poco más por vivir en un multifamily en vez de arrendar en cualquier parte”, cuenta Nicole Solé, gerenta general de Exxacon.

De acuerdo a la ejecutiva, si bien hoy es más complicado conseguir un crédito hipotecario, se trata de “una realidad que debería cambiar hacia fines del próximo año, pero no va a permitir en ningún caso que baje esta demanda”. Esto, pues señala que “la gente hoy día no valora eso de la casa propia como sí lo hacíamos en mi generación y prefiere gastar la plata y vivir nuevas experiencias”.

Desde Greystar, Ivars Grinbergs, director de Inversiones de la compañía en Chile, destaca no solo el alza en los precios de arriendos como muestra de que el modelo “sí funciona”, sino también apunta al sector oriente de la RM como un lugar atractivo tanto para residentes como inversionistas.

“Hay una visión de que el producto en el sector oriente puede ser un poco más cuidado, donde hay más de seguridad, y donde el activo mismo se debería mantener un poco mejor que en otros lugares. Eso para el inversionista es clave”, comenta.

 

Interés por el modelo multifamily

Según Grinbergs, desde la compañía se declaran como “unos convencidos del modelo habitacional, ya sea destinado a producir unidades para venta o arriendo, tanto en Chile como a nivel mundial”.

Señala que en Chile se cree que “la gente arrienda porque no puede comprar”o que “los residentes del sector oriente no arriendan, sino que compran casas”. Para el ejecutivo, esos dichos no se ajustan a la realidad.

“Hay gente que prefiere arrendar porque lo encuentra más cómodo para su situación personal, que no quieren estar pagando un dividendo 30 años, o no saben si en dos años más se van a ir a vivir a otra ciudad, por ejemplo”, explica el ejecutivo. Sin embargo, sostiene que el interés por parte de los usuarios no es suficiente, e indica que tanto para los desarrolladores como inversionistas es clave “tener las reglas un poco más claras’’.

“Si el modelo cambia como está planteado hoy día, al mundo inmobiliario le pega bastante fuerte”, dice. Y, en esta misma línea, la gerenta general de Exxacon apunta a la incerteza jurídica de ciertas zonas de Santiago que afectan tanto a modelos de venta retail de departamentos como a proyectos multifamily.

“Hay comunas como Las Condes que cumplen con sus plazos, que son súper objetivos a la hora de analizar y a la hora de autorizar. Y hay otras como Independencia, Recoleta o Macul, donde lamentablemente eso no está pasando”, sostiene. Y ambos ejecutivos coinciden en que, de cara al futuro, el crecimiento de estas comunas será nulo, ya que quedarán “rezagadas en términos de infraestructura y de vivienda”.

 

Inversiones 2023

Respecto del panorama actual del sector, tanto Nicole Solé como Ivars Grinbergs coinciden con la lectura del gerente general de Inmobiliaria Devisa, Cristián García, quien en este medio aseguró hace unos días que más allá de las tasas hipotecarias, es la inflación la responsable de los mayores impactos en el lento desarrollo de proyectos inmobiliarios.

“No se trata de ser fatalista en este tema. El negocio, como decía él, no se va a acabar. Esto es solamente una baja en la velocidad, una ralentización”, comenta el ejecutivo de Greystar.

De cara al 2023, desde Exxacon afirman estar convencidos de que a fines de este año la situación del país y del mundo mejorarán. Y para los próximos meses proyectan ventas entre los US$ 100 millones y 150 millones. “Eso es lo mismo que vendimos en 2022. Y a partir del 2024 esperamos que comiencen a duplicarse”, indica la gerenta general.

Desde Greystar, por su lado, cuentan que los próximos cinco meses serán “de consolidación” para después buscar nuevos proyectos”. Y añaden que por el momento, tienen en cartera dos iniciativas, cada una por cerca de US$ 40 millones.

 

Fuente: https://www.df.cl/empresas/industria/greystar-adquiere-proyecto-de-multifamily-en-las-condes-y-estima