Hace un año, al momento de consolidar la reorganización judicial de VivoCorp, lo que significó la salida del Grupo Saieh de la propiedad de la firma de centros comerciales, fue un fondo público gestionado por Asset AGF -cuyos aportantes son antiguos acreedores de la empresa- el que se quedó con la administración de la compañía.

Así, se resolvió que el Fondo de Inversión Asset Rentas Comerciales Vivo Asset controlaría el 50,5% de la compañía directamente, mientras que el 49,5% restante se haría a través de Nueva Terra SpA. Asimismo, el presidente de Asset, Georges de Bourguignon, asumió en esa misma posición en el nuevo directorio de la compañía.

No obstante, en un inicio, esta determinación del fondo tenía una vigencia de un año, pero ahora la nueva administración dará otro paso a la cabeza de Vivo.

Según fuentes cercanas a la empresa, los aportantes aprobaron mantener a Asset AGF por, al menos, nueve años más en la administración del fondo que gestiona a Vivo.

El reglamento del fondo establece que el plazo de duración del vehículo de inversión será de 10 años, plazo que podrá ser prorrogado por un período de 10 años, por acuerdo adoptado en Asamblea Extraordinaria de Aportantes con el voto favorable de la mayoría absoluta de las cuotas presentes.

El resultados de Vivo

Según sus últimos resultados entregados a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), los ingresos de Vivo alcanzaron a $9.412 millones en el segundo trimestre, un 18,1% más altos que el mismo periodo de 2022.

La compañía aludió principalmente a un aumento de un 14,1% en los arriendos mínimos; a las aperturas de los centros Vivo Outlet Chillán y Vivo Panorámico a fines del año pasado; y al efecto de la inflación sobre las ventas en UF.

Las aperturas, eso sí, llevaron a una disminución en la tasa de ocupación del 95,9% al 93,7%.

Vivo tiene en carpeta la apertura de un outlet en Puente Alto para 2024 (que cuenta con una inversión de unos US$ 42 millones) y un mall en Ñuñoa para 2028 (con una inversión de unos US$ 253 millones).

En esos últimos estados financieros, Vivo reveló haber adquirido nueva deuda a través de un crédito sindicado, un giro de línea de crédito y la capitalización de intereses de deudas en periodo de gracia.

“Al 30 de junio de 2023, la compañía alcanzó un leverage (apalancamiento) neto de 6,54 veces, reflejando un aumento respecto del 6,03 veces al 31 de diciembre de 2022. Esto se debe, principalmente, a una mayor deuda financiera neta en comparación al cierre de 2022”, dijo la empresa en su análisis razonado reportado al regulador.

 

Fuente: https://www.df.cl/empresas/industria/asset-administrara-por-nueve-anos-mas-al-fondo-que-controla-los-activos