Una nueva vida tendrá el edificio que albergó las oficinas centrales del grupo Falabella en la avenida Manuel Rodríguez Norte esquina Rosas, en el centro de Santiago. El tradicional inmueble (ocupa toda una manzana) fue vendido hace poco más de un año y éste no será demolido. Al contrario, será reciclado y transformado en minibodegas. En la zona donde se ubicaban los estacionamientos, en tanto, se construirá un edificio de departamentos.

En primera instancia, Falabella -controlada por las familias Solari, Del Río y Cúneo- vendió la propiedad al grupo Ebco, ligado a Hernán Besomi y Germán Eguiguren, considerada una de las principales constructoras del país. Su proyecto original contemplaba demoler todo y levantar dos edificios habitacionales.

Sin embargo, la empresa constructora decidió no perseverar en su idea original (ante las atractivas ofertas que recibió, dicen conocedores) y optó por subdividir la propiedad en dos lotes y venderlos. El correspondiente a las antiguas oficinas de tres pisos, y que también alojaba un centro de distribución, fue adquirido por la empresa Aki KB, uno de los principales operadores de esta industria en el segmento de espacios de almacenaje de menor superficie fundado por Arie Rezepka.

El plan considera reciclar completamente el antiguo edificio y habilitar minibodegas, incluso en el tercer piso, donde por años tuvieron sus oficinas quienes fueran presidentes de Falabella, Reinaldo Solari y Juan Cúneo.

La empresa Aki KB opera más de una docena de complejos de minibodegas arrendables en todo Chile, y al 2024 pretenden duplicar su tamaño. En sus centros de almacenamiento ofrece espacios que van de los 3 m2 hasta los 60 m2, los que apuntan a emprendedores y personas naturales que necesiten guardar productos personales u otras pertenencias. Ha sido tan exitoso el modelo de negocio, que la firma tiene en marcha un plan de inversión por US$ 60 millones a desarrollar entre 2021 y este 2023.

 

Viviendas

El segundo lote, donde estaban los estacionamientos de la excasa matriz de Falabella, al norte de la propiedad, fue comprado por el grupo Simonetti, que levantará un edificio de departamentos de doce pisos para renta. Uno de los accionistas de la inmobiliaria es el propio Juan Cúneo.

En los últimos años, el modelo de renta residencial ha experimentado un crecimiento constante, especialmente entre fines de 2021 e inicios de 2023. Este fenómeno se debe principalmente a la contracción del mercado de venta, dado por la pérdida de poder adquisitivo producto de la inflación.

En el primer semestre de 2023 los departamentos disponibles para ser arrendados en la Región Metropolitana aumentaron un 142% respecto al mismo periodo del año anterior, llegando a los 4.580 inmuebles.

Para fines de este año se prevé el ingreso de 13 edificios con 3.964 nuevos departamentos multifamily. Además, entre 2024 y 2025 se espera que entren al mercado 70 nuevos inmuebles de este tipo, lo que sumará cerca de 19.414 mil unidades más, es decir, cerca de 70% por sobre la oferta actual.

El año pasado, Falabella trasladó sus oficinas centrales a la comuna de Las Condes: arrendó casi una docena de pisos en un edificio en el sector de Nueva Las Condes del Grupo Patio.

El objetivo del cambio, dijo la empresa al anunciar sus nuevas oficinas, era generar nuevos espacios de interacción “más horizontales, flexibles y colaborativos” y que, afirmó, faciliten el sistema de trabajo híbrido (presencial y teletrabajo).

Fuente: https://www.df.cl/empresas/construccion/nueva-vida-a-la-ex-casa-matriz-de-falabella-oficinas-seran